Fumarolas

20151207_122801[1]

La capacidad de raciocinio es la parte fundamental que nos distingue y nos diferencia de las otras especies animales de nuestro planeta. Es por ello que en estos días  en los que se debate gran parte del futuro de la Tierra, esa capacidad debe aflorar y demostrar que es una virtud que nos ha sido concedida para su uso. Razonemos pues:

Observando la imagen podemos ver una fumarola artificial, aislada, con una continua emisión de gases a la atmósfera. Vista así no parece que sea lo suficientemente perjudicial para nuestro medio ambiente, pero si mentalmente le sumamos las cientos, miles o cientos de miles repartidas por toda la superficie terrestre (sin contar con las pequeñas fumarolas de los tubos de escape), no es difícil imaginar lo que está pasando allí arriba y de rebote aquí abajo. Este es precisamente uno de los puntos clave de la cumbre climática: La reducción de estos gases que son los principales culpables del calentamiento del planeta. ¿Se impondrá el raciocinio a los intereses económicos particulares?

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: