Atentado a París

Sí, han leído bien, otro atentado, pero en esta ocasión afortunadamente no ha producido víctimas mortales inocentes. Se trata de un atentado ecológico hacia nuestro planeta. Mientras la gran mayoría de personas racionales se unen para preservar la Tierra, existen algunos que les importa un bledo lo que pase en el futuro. Total, ya estará muerto cuando no haya vuelta atrás a la situación y eso es lo que deberá pensar. Toda una práctica de egoísmo y soberbia.

Por si todavía no sabéis de quién estoy hablando solo hay que leer las noticias en todos los medios de ayer Viernes 2 de Junio: El “señor” Trump se desmarca de la lucha contra el cambio climático que se firmó el pasado 22 de Abril de 2016 en París (toda la información la podéis ver en nuestro blog)

No es un atentado con consecuencias inmediatas sobre la vida humana pero si es una “puñalada” que deja una herida sangrante que puede ir apagando nuestra existencia.

La Tierra seguirá ahí millones de años pues la naturaleza evoluciona, nosotros somos los que no evolucionamos y por tanto condenados a desaparecer, algo que el planeta azul puede soportar. No somos imprescindibles para él.

La mejor imagen para interpretar esta decisión es la que se adjunta: Futuro negro.

Busquemos en el fondo de la caja de Pandora que es lo que nos queda.

color negro

Lata sin enlatar que da la lata

Curiosa la imagen que pudimos ver la pasada semana en una de las escalaras de acceso a las plantas superiores de nuestro instituto. Esta lata abandonada en el pretil no sabemos si es que la marca de la misma ha lanzado una campaña de publicidad para potenciar su venta en los institutos, o si ha sido colocada con fines artísticos. Mucho nos tememos que no ha sido ni lo uno ni lo otro.

Como simple información para el individuo o individua que ha dejado abandonada a su suerte esta lata y no lo ha colocado en el punto de reciclaje del rincón de medio ambiente situado a unos escasos metros, el reciclaje de seis latas supone contrarrestar 10 minutos del CO2 enviado a la atmósfera por un tubo de escape de un automóvil. Quizás es que la persona que ha cometido esta acción es anaeróbica y solo piensa para el mismo.lata abandonada

El muro de Berlín en el Asta Regia

Durante muchos años existió un muro conocido como el de la vergüenza. Vergüenza porque dividía un territorio y sobre todo dividía a familias y formas de vida. Supongo que ya sabéis de qué muro estamos hablando, hoy día afortunadamente derrumbado y su presencia ya solo queda en los libros de historia, pero a menor escala hemos descubierto en nuestro instituto un muro también de vergüenza como podemos ver en la imagen.

Un pequeño tabique de ladrillo azul que no impide la correcta visión de los dos cubos colocados en  la clase, el de reciclaje en las aulas y el de resto de residuos, pero aún así parece ser que el trabajo que se está intentando hacer para la eliminación selectiva de residuos plásticos y su correcto reciclaje importa poco a algunos, aunque esperemos que sea simple despiste.

Papeles en el cubo de reciclaje y latas y otros plásticos en el cubo no selectivo. Creo que no hay que decir que aula es. Con la imagen se conoce y estamos seguros que los “responsables” de este descuido si ven esta imagen la reconocen.

papeleras con mal reciclaje

¡Aquí no es!

Esta imagen vale más que mil palabras. Es normal que por desconocimiento se crea que el corcho tiene que ir en el contenedor azul al provenir de los árboles y que por un enlace mental equivocado se piense en la relación árbol/papel/corcho. Nada más lejos de la realidad.

En primer lugar, si fuera corcho procedente de los árboles ni siquiera así debería depositarse en el contenedor azul destinado a papel y cartón exclusivamente, en ese caso debería ir a los restos de poda y de jardinería si es que existiera punto limpio cercano, y si no al contenedor de orgánico. El problema es que esto que vemos en la imagen no es ni siquiera corcho arbóreo, es material sintético producido a través de derivados del petróleo. Es poliestireno, tipo de material plástico y que por tanto debe depositarse en el contenedor amarillo.

En fin, todavía queda mucho que educar.

mal-reciclaje-de-plasticos-no-es-corcho

¿Por qué no la apagas?

Es de educación y precaución, llamar a las puertas de entrada a los cuartos de baño para ver si están ocupados o no. Normalmente si se encuentra encendida la luz es señal de que existe “vida” detrás de la puerta.

Lo que no es lógico es que con puerta abierta y sin vida interior, se deje iluminado un cuarto de baño cuando no está en uso, sobre todo cuando existen carteles por todo el centro avisando que se apaguen las luces pues pretendemos colaborar en la lucha contra el cambio climático.

La imagen que a continuación ilustra este comentario deja muy a las claras la inutilidad de esa luz encendida, a no ser que se quiera dejar iluminada la “obra maestra” que se haya depositado en el interior para orgullo de su creador.

luz-encendida-en-cuarto-de-bano

Reciclaje en las aulas: Por un oído me entra y por otro me sale

A pesar de las continuas charlas, a pesar de tener carteles en las aulas, a pesar de hablar con los compañeros del instituto, a pesar de la advertencias que hacen los delegados de clase a sus compañeros, a pesar de…

La campaña de reciclaje en las aulas que se comenzó a principios del curso, que tanto trabajo supuso en cuanto a organización, compra de material y dedicación personal de varios profesores y alumnos, está decayendo y no es problema solo de los alumnos. Tenemos que mirarnos el ombligo y admitir que gran parte del profesorado no se está implicando. En los últimos meses pocas, o ninguna clase ha recogido las bolsas de las papeleras rojas con el material adecuado de reciclaje. El cuadrante mensual de pesaje y control de estas bolsas así lo confirma y que puedes ver en el enlace adjunto.

reciclaje-en-las-aulas-2016-2017

Como muestra un botón de que no se está implicado en esta labor tan importante tanto en lo educativo como en el cuidado de nuestro entorno y del medio ambiente.

bolsa-fuera-de-papeleracorchos-y-cartones-en-papeleras-de-aulas

Viernes 13

Es tradición en la cultura anglosajona señalar los Viernes 13 como día nefasto y  portador de mala suerte. En nuestra cultura ese día tan señalado es el Martes 13 pero en esta ocasión me quedo con Viernes 13, en primer lugar porque lo que vamos a ver en las imágenes siguientes sucedieron un Viernes en nuestro instituto, y también porque esa fecha se hizo famosa por la saga de películas de terror con su protagonista Jason. Lo que sucedió en este Viernes 27 de Enero en los pasillos de nuestro centro no tiene similitud con la película en cuestión de sangres, vísceras y temor por la vida pero si tiene que ver con el horror y la desolación por la poca conciencia y la incertidumbre de lo que puede venir si estas actitudes por parte de nuestros alumnos siguen adelante, me refiero al poco respeto a su entorno y a sus semejantes al arrojar basura de todo tipo (bocadillos casi enteros con el hambre que se pasa en el mundo) por el suelo, mesas y cualquier otro rincón diferente a una papelera o un contenedor.

¿Qué está pasando por sus cabezas?

¿Qué estamos haciendo mal?

recreo-en-pasillo-basurabasura-en-pasillo-en-recreobasura-en-pasillo-en-recreo-3basura-en-pasillo-en-recreo-2basura-en-pasillo-de-recreo-4

Cartel roto: ¿Frustración vandálica?

Desde que comenzó la campaña de reciclaje en las aulas se ha intentado por diferentes medios enseñar a nuestros alumnos (y profesores), como debería hacerse ese buen reciclaje. El medio más directo fue el de la colocación de carteles en cada una de nuestras aulas para que no hubiera dudas, sin embargo ya no solo no se paran a leer e intentar comprender las instrucciones de esos carteles, sino que además en ciertas ocasiones como podemos ver en la imagen, se dedican a destrozarlos por puro gusto.

Puede ser que también sea por la frustración de no saber leer y sentirse como un analfabeto el que lleve a producir este destrozo para así disimular sus carencias. Es muy típico en las características agresivas. De cualquier manera sería conveniente que vigilásemos más estas actitudes.

Si no quieres participar en el reciclaje al menos deja a los demás trabajar.

P.D: Esta imagen es de 1ºA

cartel-reciclaje-roto-en-1oa

Ni juntos ni revueltos

A pesar de llevar casi tres meses con la campaña de limpieza y reciclaje en las aulas, todavía es sorprendente que sucedan cosas como estas que se ven en la imagen. Llegar una mañana a tu clase y encontrarse desperdigada una bolsa con todo tipo de basuras (restos de bocadillos, papel, plásticos, etc.) por el suelo sin ni siquiera estar colocada dentro de la papelera, clama al cielo. Está bien que no se quiera aportar o colaborar en la separación selectiva de los residuos, pero al menos si se podría ser un poco más “cuidadoso” a la hora de no ensuciar.

Nota: La bolsa de la foto ha sido colocada para que la imagen se vea mejor pero su posición original no era esta. Como ya se ha dicho, estaba desperdigada por el suelo.

bolsa-fuera-de-papelera

Pocilga

Como este portal también se ocupa de lo relacionado con la limpieza de nuestro centro (obviamente no hay que ser muy inteligente para ver la relación que tiene con el cuidado del medio ambiente), y ese fue el objetivo principal de la creación de la patrulla verde, hay ciertas imágenes que claman al cielo en cuanto a la actitud de nuestros alumnos (afortunadamente no de todos).

Puede ser que estén habituados a vivir así, en tal caso lo más adecuado es que se les acote un pequeño espacio, suficiente para no limitar sus movimientos y estén cómodos, donde puedan realizar a su antojo lo que parece que tanto les gusta: Rodearse de desperdicios.

suciedad-en-pasillos-en-recreo